fbpx

De la insuficiencia a la excelencia

Compromiso por una educación de calidad

La educación es la llave para salir de la pobreza. Hace una década era triste ver el esfuerzo que maestros, estudiantes y padres de familia hacían en Barranquilla para no desfallecer en la misión educativa sin encontrar motivación ni alivio. La realidad era que la infraestructura se caía a pedazos y los resultados académicos alejaban cada vez más los sueños de superación de los estudiantes.

Hoy Barranquilla es la ciudad con más colegios oficiales en excelencia académica. En 2017, doce instituciones lograron la calificación más alta dentro de la medición anual del Instituto Colombiano para la Educación Superior (Icfes), a través de las Pruebas Saber. La cifra de colegios en esta categoría se duplicó con relación al año anterior, cuando seis planteles educativos del Distrito se ubicaron en la clasificación A+.

Enfrentar el bilingüismo desde la escuela pública ha sido el reto de la década, era algo impensable en 2008. Hoy, la ciudad tiene instituciones oficiales que son inspiración para otras a nivel nacional y profesores que obtienen reconocimientos por su compromiso educativo, esfuerzos que sin duda tienen mejores resultados. En diez años se han transformado los sueños y expectativas de las nuevas generaciones.

De aulas estrechas en sedes sin dotación y profesores a los que no les pagaban a tiempo, Barranquilla dio un salto con instalaciones modernas y recurso humano calificado.

Hoy Barranquilla tiene el mayor número de estudiantes beneficiarios de los programas de becas y estímulos para la educación superior en Colombia. Los docentes y estudiantes son los mejores del país. Los logros que se han obtenido se deben a la importancia que se le dio a la educación pública. Todo comenzó por establecer una relación cercana con rectores y maestros. Incluso, el alcalde mantiene comunicación directa con ellos, y en equipo se han diseñado los programas de calidad educativa del Distrito.

Información tomada del libro «Barranquilla 10 Años»