fbpx

De la desolación a la alegría

Espacios para el bienestar

La recuperación de lugares de encuentro es uno de los hitos de la última década. Antes, en plazas y parques solo crecía la indiferencia tan rápido como la maleza y los juegos para niños se desvanecían con el óxido. Por eso a Alejandro Char en la niñez, su madre Adelita nunca lo dejó visitar los parques por temor al tétano. En 2013, la alcaldesa Elsa Noguera articuló la oferta institucional para que hoy la ciudad tenga nuevos parques donde habita la alegría y entornos urbanos con mejor convivencia y seguridad. En su segundo mandato, el alcalde Char devolvió la confianza a los padres para ir en familia “Todos al Parque”.

Todos al Parque es un programa distrital a largo plazo que no solo ha aportado oxígeno a los nuevos pulmones que transformaron a Barranquilla en una ciudad más amigable. Es, además, la mejor estrategia para fortalecer tejido social a través de la participación e integración ciudadana.

La fase más importante del programa es la primera, la de socialización. Meses antes de la construcción o intervención se escucha a los vecinos para compartir cada detalle. Al final del ejercicio, el diseño del parque lo hace la misma gente, sintonizando las expectativas de cada comunidad alrededor de la recuperación de estos espacios públicos.

Todos al Parque revolucionó la dinámica de la recreación y la convivencia en la ciudad. Cada parque en Barranquilla es un espacio vivo. Luego de entregarlos a la comunidad, la programación cultural, deportiva y recreativa mantiene a los barrios en sana actividad durante todo el día. No es para menos: el mobiliario urbano, el paisajismo, las zonas de juegos infantiles, gimnasios biosaludables y alumbrado público han transformado los vecindarios. De esta manera se modificó para siempre el estilo de vida de los barranquilleros.

Información tomada del libro «Barranquilla 10 Años»